La Cámara de Casación resolvió juzgar por separado a Cristina Kirchner por posibles sobreprecios de la construcción de rutas patagónicas realizadas por la empresa de Lázaro Báez y al empresario por potencial lavado de dinero.

La Sala IV de Casación falló que el Tribunal Oral Federal 2 sea el que analice la causa donde está imputada la expresidenta y que el Tribunal Oral Federal 4 juzgue a Báez por la Rosadita, publicó La Nación.

La causa que inició Vialidad Nacional, que investiga a Cristina, estudia los contratos para construir rutas que favorecieron a Báez. En el otro expediente, Báez está investigado por sacar del país U$S 60 millones y lavar al menos la mitad mediante operaciones en el exterior.

Las razones jurídicas de separar las causas son que el delito de lavado de dinero es independiente y que dos juicios separados agilizarían el trámite, explicó el matutino.

LEER MÁS: Ordenan detener a una importantísima diputada de Cambiemos

En esta nota