Hablar no fue gratis esta vez para Elisa Carrió. La diputada de Cambiemos comparó a Hugo Moyano con Jimmy Hoffa, el desaparecido sindicalista estadounidense que fue declarado muerto en los 70. Ahora, tras la denuncia del líder camionero y su hijo Pablo, la Cámara Criminal y Correccional Federal ordenó que se la investigue por incitación a la violencia y apología del crimen.

Luego de que el juez federal Claudio Bonadio la haya desestimado en primera instancia, ahora la Sala II que integran Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia declaró la nulidad del fallo del magistrado a quien le ordenaron, según la resolución a la que accedió Perfil, "emitir un nuevo pronunciamiento con arreglo a derecho".

En una entrevista al diario El País de Uruguay, en febrero pasado, Carrió opinó "cómo cree que terminará" la lucha contra la corrupción kirchnerista.

“Va a terminar bien. En Estados Unidos también un sindicalista prácticamente quiso tomar el país (hace referencia a Jimmy Hoffa, líder del sindicato de los camioneros acusado de tener vínculos con la mafia). Moyano es una persona parecida. Argentina no puede seguir en manos de mafias, esta es la batalla que hay que dar, y la tiene que dar el Presidente”, respondió.

Daniel Llermanos, abogado de Hugo Moyano, explicó a Perfil que "la causa no tiene fiscal porque en primera instancia habían considerado que se resolviera entre privados, pero que no era una causa pública". Y agregó: "Por eso, los querellantes (Hugo y Pablo Moyano) van a oficiar de fiscales y pediremos la citación a indagatoria de Carrió y del Canciller y embajador argentino en Uruguay -donde la legisladora realizó las declaraciones-".

Tras el fallo de la Cámara se espera que Carrió sea imputada en la investigación.

Embed

En esta nota