El Supremo Tribunal Federal de Brasil levantó la proscripción mediática que regía sobre el ex presidente de ese país Luiz Inacio Lula Da Silvay le permitió conceder entrevistas a la prensa durante lo que queda de la campaña electoral.

La insólita medida había sido impuesta por una jueza de primera instancia del ala de Sergio Moro, el magistrado que encabeza la persecución contra Lula.

No obstante, a nueve días de que Brasil elija Presidente, el juez supremo Ricardo Lewandowski, argumentó que es inapropiado "censurar a la prensa y limitar el derecho del preso de tener contacto con el exterior (así como) ejercer su autodefensa".

La decisión judicial puede ser un importante espaldarazo para el candidato del PT, Fernando Haddad, quien fue designado por el propio Lula luego de que se le prohibiera a él presentarse en los comicios.

Las encuestas brasileña marcan las posibilidades reales de Haddad de convertirse en el próximo presidente de Brasil, siempre y cuando reciba el impulso de Da Silva.

El juez Lewandowski se pronunció luego de que la periodista Mônica Bergamo, del periódico Folha de San Pablo, y el periodista Florestan Fernandes, por lo que el ex mandatario le dará una entrevista al diario brasileño en los próximos días

Al restablecer el derecho a la palabra de Lula también se lo habilita para actuar de manera más explícita en la pelea presidencial. Su entrevista a Folha de San Pablo, uno de los medios autorizados, probablemente será un pronunciamiento de impacto en el electorado de cara a la primera vuelta del próximo 7 de octubre.

En esta nota