El ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, dio una insólita explicación sobre el escándalo que involucró a su casa, que fue declarada como un terreno baldío.

"Tuve poca suerte", dijo. El ministro de Hacienda se excusó por haber declarado así a su casa de 332m2 en Belgrano.

Dujovne dice que su mansión figuraba como descampado porque tuvo poca suerte haciendo los trámites. Fue en la exposición del funcionario en la comisión bicameral de control de la deuda externa.

Embed

Culpó a Rentas de la Ciudad, que "10 años tardó" en darle final de obra y en reconocer que había una casa en el terreno, y según él, después de insistir con varios trámites.

Además, afirmó: "En 2017 traje parte de mis activos en el exterior, eso se verá reflejado en julio en mi Declaración Jurada. El resto lo traje a principios de este año. No tengo más activos líquidos en el exterior".