A pesar de que el discurso oficial apunta a que la inflación será manejada y que la economía comenzó a crecer, un nuevo estudio de una consultora privada advirtió que el mayor descontento social se genera por la incapacidad del Gobierno a controlar la suba de los precios.

Según revela la última entrega del Monitor del Humor Social y Político, que realizó D'Alessio Irol/Berensztein para El Cronista, para un 59% de los consultados la situación económica está peor que hace un año, mientras que apenas un 36% consideró que se encuentra mejor.

En la misma línea, la proyección sobre una mejoría dentro de un año retrocedió al 4%.

El pésimo humor en la sociedad tiene como causa relevante la inflación que, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado que elabora el Banco Central, proyecta un alza de 19,9% para todo 2018, pero varias consultoras privadas auguran que esa estimación será superada.

LEÉ MÁS: Martín Tetaz lanzó una insólita teoría para baja la inflación: "Está en tu mente"

Al respecto, desde D'Alessio Irol/Berensztein advirtieron que “lo malo es que no hay mejora que pueda verse si el fenómeno inflacionario no disminuye” y subrayaron que “lo bueno, en cambio, es que tan pronto mermen los niveles de crecimiento del índice general de precios el panorama que aparecerá detrás será mucho más promisorio que lo que la gente supone al día de hoy".

Según detalla el estudio, 9 de cada 10 consultados ponen a la inflación al tope de los temas más preocupantes, por encima de la inseguridad (67%) y los ajustes tarifarios (64%), que impactan sobre el índice de precios.

Para un 73% de los consultados, bajar la inflación está directamente relacionado con la posibilidad de reducir los niveles de pobreza y un 52% lo considera clave para alentar la llegada de un mayor flujo de inversiones extranjeras.

Sin embargo, un 65% considera que el Gobierno es incapaz de manejar esa variable económica, porque carece de conocimientos o poder para conseguirlo.