El dirigente de Camioneros, Hugo Moyano, contó detalles sobre el pedido del presidente Mauricio Macri y del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para que dé su respaldo a la reforma laboral.

En una entrevista con Crónica, el referente gremial reveló: “Tanto Macri como Triaca me lo pidieron (que la apoye) como me pidieron que firme paritarias por el 21 por ciento (en 2017) y como no hice nada se metieron conmigo" y puntualizó que “hace 4 meses” que le insisten para que dé su apoyo

Embed

En ese sentido, Moyano fue tajante y sentenció: “Antes de votar en contra de los trabajadores prefiero ir en cana. Otros, no: se doblegan y se ponen al servicio del poder".

A su vez, el gremialista apuntó contra “los gremios más adictos al gobierno” al acusarlos de “recibir beneficios”.

LEÉ MÁS: Moyano redobló la apuesta y le recordó a Macri que "le queda poco tiempo"

Criticó duramente a los dirigentes gremiales del grupo de Los Gordos y los acusó de ser “oficialistas”. “No les importa los gobiernos porque van cambiando. El Gobierno quiere a esta gente, al subordinado. El dirigente que se hace el distraído cuando perjudican a la gente no merece ser dirigente", arremetió.

Por último, Moyano detalló los fondos que maneja a través del Camioneros y aseguró que son 12.000 millones de pesos anuales entre el sindicato de camioneros, la Federación y la obra social. Y chicaneó: "Si yo no fuera un negrito dirigente gremial, laburante me trataría de otra manera, pero soy un laburante de peloduro, feo, malo y sucio".