En el marco de una crisis económica y cambiaria, la producción de las Pymes industriales cayó 7,3% en julio frente a igual mes del año pasado y es la tercer caída consecutiva del sector. En términos desestacionalizados, se registró un descenso de 4,4% frente a junio.

Según la Encuesta Mensual Industrial de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el 58,1% de las fábricas retrocedieron y otro 15,8% se mantuvo sin cambios. Mientras tanto, el uso de la capacidad instalada volvió a disminuir en julio a sólo el 57,9% (desde el 64,3% en marzo, el 62% en abril, 60,5% en mayo y 59,8% en junio).

“La presión tributaria y los altos costos financieros son los principales dos problemas que mencionan las empresas”, sostuvo el relevamiento. La estimación de julio es el valor más bajo desde enero de 2008, cuando comenzó la medición que releva 300 empresas del país.

Embed

En la comparación anual, las bajas más importantes se dieron en la fabricación de productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas (-13,5%), seguido por el papel, cartón, edición e impresión (-10,6%); y los productos de madera y muebles (-10,2%).

LEER MÁS: El salario mínimo calculado en dólares en su punto más bajo en 10 años

En esta nota