El arquero del MSV Duisburg, Mark Flekken fue protagonista de un error inconcebible para un profesional de fútbol. Dejó el arco vacío en el medio de un ataque rival y terminó con un gol en contra.

En el minuto 18 del partido ante el Ingolstadt 04 por la fecha 24 de la Bundesliga 2, Flekken dejó de custodiar su arco en medio de un ataque de sus contrincantes para ir a tomar agua y provocó la furia de todos los hinchas.

Embed

Un pelotazo frontal llegó al área defendida por Flekken y uno de sus defensores buscó darle con la cabeza el balón al arquero. Sin embargo, la correcta acción del zaguero terminó en gol del rival, ya que el guardameta no estaba en su sitio.

El delantero Stefan Kutschke aprovechó la confusión y sólo tuvo que empujar la pelota dentro del arco para marcar el empate transitorio.

Por suerte para el arquero, al final, el Duisburg se quedó con el partido por 2 a 1 y se metió entre los equipos que pelean por el ascenso.

En esta nota