La hija del conductor Marcelo Tinelli, Candelaria, se ve envuelta en un escándalo mediático debido a su denuncia por el robo de su cartera en un restaurante de Uruguay. El hecho ocurrió la semana pasada pero el tema sigue generando repercusiones y los empleados del lugar salieron a responder con una desopilante foto.

Ocurrió en el restó “No Me Olvides”, que pertenece al hermanastro del presidente Mauricio Macri, Nicolás Palacios, hijo de Cristina Greffier, la segunda mujer de Franco Macri. En ese lugar, Candelaria denunció que le robaron su cartera y realizó un fuerte descargo.

LEÉ MÁS: Tinelli explotó por el robo que sufrió su hija en Punta del Este

Ahora, después de un filoso intercambio de mensajes por Twitter y de haberle dedicado el cartel de ingreso a la modelo, los empleados del restaurante fueron por más y posaron con armas y gorros de presidiarios.

Embed
Candelaria tinelli

“Se roban carteras. Vengan de a uno, shomo noshotro”, escribió Santiago Seone, uno de los empleados del lugar.

Sin querer profundizar la polémica, Candelaria indicó que ya había hecho la denuncia en la comisaría y se excusó: “No quiero hablar más del tema. Está todo bien, son cosas que pueden pasar”.

En esta nota