El presidente, Mauricio Macri, mostró su enojo cuando recorría una obra vial en Luján debido a que no dejan manejarlo.

Embed

"Creen que soy bobo, que no sirvo para nada", gritó Macri dentro del auto donde también llevaba a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

Según el propio canal de Presidencia, en el vehículo también estaban "Yamila y Carlos, dos autoconvocados que reclamaron esta obra por años".

La obra que recorrió Macri servirá para conectar el acceso Oeste con la RN5 y la RP47.

LEER MÁS: Mauricio Macri: "El crecimiento invisible sucedió"

En esta nota