La familia Mahiques volvió a ser noticia en Tribunales. Mientras Carlos se prepara para afrontar la audiencia pública del 30 de mayo para poder recalar de forma definitiva en la Cámara Federal de Casación Penal, la pareja de su hijo Juan Bautista (foto) ingresó como secretaria letrada en un juzgado civil, en un nombramiento que causó revuelo.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

María Victoria Ordóñez es pareja de Juan Bautista Mahiques, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y DD.HH de la Nación y consejero de la magistratura, donde representa al Poder Ejecutivo. Es un funcionario de aceitados vínculos con Daniel “Tano” Angelici, sindicado por Elisa Carrió como un operador judicial PRO. Fue nombrada secretaria por la jueza civil Lucila Córdoba. La llegada de ambas al juzgado civil Nº 8 no pasó desapercibida. Además del enojo de varios de sus pares, el sindicato el sindicato Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), conducido por Julio Piumato, realizó una manifestación en rechazo a los nombramientos y distribuyó panfletos con el texto “No al acomodo”.

La flamante jueza, que juró el 8 de mayo, es hija de Marcos Córdoba, decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la UAI, uno de los redactores del Código Civil, de perfil conservador en materia de Derecho de Familia y amigo de la consejera Adriana Donato (foto) . Tras asumir en un juzgado donde había hacía 9 años una secretaria letrada interina, la magistrada logró nombrar a Ordóñez, desplazando a la funcionaria en cuestión. La polémica llegó a la Cámara Civil, que terminó resolviendo el asunto al reubicar a la secretaria desplazada en igual cargo pero en otro juzgado.

Juan Bautista Mahiques tuvo un rol importante en la llegada de la jueza que luego nombró a su esposa, según fuentes judiciales. Además de consejero con poder -en el Consejo de la Magistratura se definen los candidatos a jueces-, tiene un cargo jerárquico en el Ministerio de Justicia y DD.HH que hoy por hoy es la institución que elige el juzgado que ocupará el candidato. “Su participación fue central”, aseguran desde el órgano que selecciona y sanciona jueces.

maria victoria ordoñez y juan bautista mahiques.jpg
María Victoria Ordóñez y Juan Bautista Mahiques, en una foto para su casamiento, en 2012.
María Victoria Ordóñez y Juan Bautista Mahiques, en una foto para su casamiento, en 2012.

Así las cosas, la familia Mahiques continúa su expansión en el Poder Judicial.

Carlos Mahiques debe afrontar el 30 de mayo la audiencia pública que se realizará para el tratamiento de su pliego como paso previo a quedar efectivo en la Cámara Federal de Casación Penal (además del suyo, se trataran otros 10 casos). Su designación en la máxima instancia penal del país incumplió la Constitución y el reglamento de concursos para la designación de magistrados. En 2017 accedió a una cámara federal desde la Cámara Nacional de Casación porteña, vía decreto. Nunca concursó para el sillón que hoy ocupa por lo que no integró terna alguna. Por eso recibió dos impugnaciones que deberán ser tratadas el último miércoles de mayo en el Congreso. Luego su caso, junto al de otros 9 jueces y un fiscal, deberá sortear la comisión de Acuerdos y el plenario del Senado. De recibir la aprobación, el oficialismo lo hará quedarse de forma definitiva como camarista federal.

Impugnaciones

El 18 de mayo cerró el período para presentar impugnaciones a los candidatos a jueces y fiscales que participarán de la audiencia pública del 30 de mayo.

Mahiques recibió cuatro impugnaciones. Dos fueron por la forma en que llegó a la Casación Federal. Se trata de las presentaciones de la asociación AJUS La Plata Berisso y Ensenada -que impulsa una presentación similar en tribunales- y del diputado por el FPV y consejero Rodolfo Tailhade.

La primera sostiene que Mahiques no reúne “las condiciones necesarias de idoneidad para ser designado en el cargo” ya que “la propuesta de acuerdo tiene su fundamento en un traslado ilegal”. También resalta que no renunció al cargo de juez ordinario cuando decidió ser funcionario de María Eugenia Vidal y objeta su independencia por sus vínculos con el gobierno provincial, por un lado, y el nacional a través de su hijo Juan Bautista, por el otro.

Por su parte, Tailhade sostiene que el acuerdo que solicita el Ejecutivo “no es el mecanismo constitucionalmente adecuado para subsanar el irregular nombramiento”. El también consejero menciona las acordadas cortesanas 4 y 7 que cuestionan los traslados del Gobierno nacional.

Las otras dos impugnaciones merecen un párrafo aparte ya que son por un voto del magistrado en una “línea de pensamiento retrógrada y lesiva de los derechos individuales”.

Las presentaciones las realizaron la Red de Mujeres y la diputada Mayra Mendoza. En ambas se rescata un voto de Mahiques de 2006 cuando estando en la Suprema Corte de Justicia Bonaerense se opuso a habilitar el aborto de una joven con deficiencia mental que fue abusada sexualmente y quedó embarazada. La mayoría de los integrantes del tribunal se manifestaron en favor de la interrupción del embarazo. Poco le importó al ahora camarista. El caso ameritó la intervención del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Carlos Mahiques fue ministro bonaerense en 2016 y además de Juan Bautista, es padre de Esteban e Ignacio. El primero es funcionario de Cambiemos, mientras que Ignacio es fiscal y pretende llegar a juez federal de Mercedes. Como procurador, Ignacio colaboró con Gerardo Pollicita en la imputación de la expresidenta Cristina Kirchner en distintas pesquisas.

En Tribunales no son pocos los que creen que con la llegada a la secretaría letrada, Ordóñez comenzó su carrera para acceder a la magistratura. Un integrante más de una familia que echa raíces en el tercer poder del Estado.

Embed