Tras las decenas de versiones cruzadas sobre el asesinato del nene de 12 años en Tucumán, la familia de Facundo Ferreira (que había sido anotado como Facundo Burgos en el hospital) desmintió que el niño tenía un arma en el momento que fue acribillado por la espalda y afirmó que el dermotest le dio negativo.

LEÉ MÁS: La conmovedora carta de la abuela de Facundo Burgos

En una entrevista con Crónica Anunciada, la tía Malvina Gómez reveló: “Mi mamá (Mercedes del Valle Ferreira) se acercó a la fiscal y le dijo que hagamos todos los trámites, que velemos tranquilo a nuestro negrito pero confirmó que en la parafina del test había dado negativo (que Facundo tenía pólvora en las manos).

"La fiscal confirmó que en la parafina del test había dado negativo"

“La fiscal se lo dijo a mi mamá personalmente y aseguró que el test salió negativo, por eso el otro chico salió en libertad. El amiguito que conducía la mano”, apuntó la mujer y cuestionó que en muchos medios “ahora salen a decir que ese test dio positivo y no es así”.

Embed

También, denunció las amenazas que están sufriendo por parte de la Policía en el barrio: “Mi hermana (la mamá de Facundo) discutió con un policía que se acercó a donde vivimos y le dijo que la próxima bala iba a ser para el otro chico”.

Asimismo, reveló detalles de la autopsia que se desconocían hasta el momento como que el cuerpo del joven “estaba lleno de las municiones de balas de goma”.