El Gobierno consiguió que varios sindicalistas se den de baja para la marcha del 21 de febrero, en contra de los recortes y los despidos, explicó Víctor Hugo Morales en su editorial en El Destape.

Con el apoyo de Clarín, Mauricio Macri consiguió extorsionar a Carlos Acuña, quien en un principio apoyaba el reclamo obrero pero luego se dio vuelta.

Embed

Víctor Hugo también esbozó las maniobras del Ejecutivo contra la fiscal Gabriela Boquin, que investiga el vaciamiento de Correo Argentino, y el intento de despedir a Eugenio Zaffaroni de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Tal como lo explicó el periodista, las jugadas son similares a las que aplicaron contra la entonces procuradora general Alejandra Gils Carbó.

En esta nota