Por Ezequiel Orlando
Redacción El Destape
@zetaorlando

A pesar de que funcionan mal, las compañías de celulares no cobran barato. De hecho, con el alza de las tarifas y la gran renovación de equipos llegaron a aumentar su facturación en 40% en un año, lo que incluso les parece poco. Además, la tasa de ganancia alcanza el 34% en algunos casos.

El segmento de telefonía celular está acaparado por cuatro empresas, pero tres de ellas son las que se llevan la mayor porción del mercado. Por estar controladas por grupos extranjeros, los directorios miran más el tipo de cambio que los ingresos que acumulan y sus inversiones para mejorar la red.

Esto resulta un problema cuando las empresas pretenden ganarle a la devaluación, que en 2013 fue del 32,5% y este año acumula 30,5%. Pese a que buscan trasladar esta variable a los precios, el grueso de los costos no depende del dólar, como tampoco los sueldos de los clientes.

Facturación por las nubes

La que más sobresalió en recaudación fue Movistar el año pasado, que levantó un 41% más que en 2012: $ 2.470 millones. Le siguió con cierta distancia Personal, con un alza de 27,4% interanual a $ 27.647 millones, que también le ganó a la depreciación del peso. Detrás se ubicaron Claro, que subió sus ingresos un 24% a $ 26.280 millones en la región Conosur; y Nextel, que retiene una porción marginal de las líneas, ascendió 23% a $ 636 millones en Argentina. Estas les hicieron hincapié a sus accionistas que la evolución de las facturaciones estuvo por debajo de la devaluación oficial.

Pero no sólo los ingresos son los llamativos cuando la cantidad de reclamos por el mal servicio se multiplican y lideran el ránking de varios organismos de defensa del consumidor, sino que también resalta cuánto remarcan de ganancia a las facturas. Es decir, cuánto ganan del total de lo que recaudan.

Movistar, por caso, aclaró en su último informe que los resultados previos a impuestos fueron del 25,3% en el último trimestre de este año. Más aún, la mexicana Claro le impone una tasa de ganancia del 34,1% a sus facturas. Pero estos porcentajes son muy superiores a los de la región, ya que en Estados Unidos remarca menos del 10% a los costos, en Brasil más del 18% y en Uruguay, donde también hay pocos operadores, 20%.

Por su concentración, el mercado de los celulares hace que las compañías consigan grandes ganancias con pocos desembolso de dinero, con una tasa de retorno 3 veces superior al de la mayoría de las empresas en segmentos más competitivos.