Durante el almuerzo de Mirtha Legrand, la actriz Ana María Picchio le hizo un inusual pedido al jefe de gabinete, Marcos Peña, que llamó la atención de la conductora y se burló de ella.

LEÉ MÁS: Mirtha Legrand salió en defensa de su nieta y atacó a Lanata por las críticas

Mientras el funcionario nacional hablaba sobre la realidad política y económica del país, Picchio le pidió a Peña que hablé más fuerte porque no podía oírlo.

Embed

Legrand se sorprendió ante el pedido y con un tono algo jocoso le preguntó por qué. La actriz explicó con seriedad que es sorda de un oído y que usa un audífono para poder escuchar correctamente.

No obstante, Mirtha se le rió en la cara ante su confesión y bromeó: "Esta mesa parece el consultorio de un psicoanalista".

En esta nota