Argentina volverá a importar carne de cerdo desde los Estados Unidos, un intercambio que no sucedía hace 26 años y que puede destruir la producción local.

El acuerdo fue confirmado al portal Infobae por fuentes del propio ministerio, que señalaron la aprobación de un protocolo de importación con los estándares sanitarios de la Organización de la Salud Animal.

La medida, que no se tomaba desde el gobierno de Carlos Menem, genera preocupación entre los productores porcinos, no sólo por el aspecto económico, sino también por el sanitario.

Los productores ya habían alertado sobre el peligro que podría generar la importación de cerdos desde Estados Unidos, ya que allí existe la enfermedad del síndrome respiratorio y reproductivo porcino, que podría afectar la productividad si se instala en el país.

"En nuestro país existen 4.600 establecimientos que producen cerdos y más o menos son 38.000 los puestos de trabajo en la cadena de valor. Con el ingreso de carne porcina de Estados Unidos podrían desaparecer la mitad de los establecimientos productivos, porque es imposible competir con un león herido y hambriento como Estados Unidos luego de lo que le sucedió con China", sostuvo el presidente de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos, Juan Uccelli.