El procurador fiscal ante la Corte Suprema de Justicia, Víctor Abramovich, dictaminó en contra de la demanda presentada por Cecilia Pando contra la revista Barcelona.

La defensora de genocidas recibió el revés del procurador, quien decidió reivindicar el derecho a la libertad de expresión. Abramovich advirtió que la publicación realizada por la revista humorística no excede el alcance de una opinión sobre un asunto de interés público.

El caso refiere a una publicación con un fotomontaje en el que se veía un cuerpo atado con sogas con el rostro de Pando y en la que se hacía referencia a lo ocurrido en el año 2010, cuando las mujeres y familiares de militares presos por causas en las que se investigan crímenes de lesa humanidad se encadenaron a las rejas del Edificio Libertador y del Ministerio de Defensa.

Tras la publicación, Pando demandó a la empresa que edita la revista y la Cámara Nacional de de Apelaciones en lo Civil confirmó la sentencia de primera instancia, condenando a la publicación a abonar la suma de 70 mil pesos, en concepto de indemnización por los daños y perjuicios provocados.

Desde Barcelona interpusieron un recurso extraordinario ante la Corte Suprema, que todavía debe ser juzgado por el máximo tribunal.

En esta nota