A la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) no le cayó bien la decisión de la AFA de suspender el partido entre la Selección y el equipo Israel que se iba a jugar en Jerusalén debido a las repercusiones internacionales que iba a tener el evento. Por eso, decidieron enviarle una carta al presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, para expresarle la “tristeza e indignación” por la decisión y le exigieron una reunión inmediata.

“Los países desarrollados tienen como premisa indiscutible una decisión inapelable, aceptada por sus ciudadanos, que es la de nunca negociar con el terrorismo”, advierte en la misiva la DAIA y cuestiona que “la suspensión de este partido amistoso no fue siquiera una negociación con un grupo de violentos extremistas. Fue, directamente, una capitulación”.

Asimismo, cuestionan: “Esta decisión nos ha debilitado profundamente como Nación, porque ha demostrado a todo el mundo que el miedo puede vencer, sin que una dirigencia responsable le oponga, siquiera, la más mínima resistencia”.

Para el final, la Asociación israelita le exigió una reunión para explicarle a Tapia “cuáles son los valores que hoy tratan de erguirse en todo el mundo civilizado, frente a la amenaza de los gruposextremistas”.