Tras el anuncio de la CGT sobre la convocatoria a un paro general para el 25 de septiembre, las dos CTA también llamaron a una contundente medida de fuerza: será de 36 horas desde el lunes 24 de septiembre.

La decisión fue confirmada por Hugo Yasky y Pablo Micheli. Los dirigentes adelantaron que será "con movilización", a diferencia del paro de la CGT del 25. La huelga arrancará el lunes 24 al mediodía con una movilización a Plaza de Mayo y se superpondrá con el paro general al que llamó la CGT para el martes 25 de septiembre.

Yasky explicó, en conferencia de prensa, que la medida de fuerza se decidió por "la profundidad de los recortes, los despidos y el ajuste que sufren los más pobres, en especial niños y jubilados".

"El presupuesto del Gobierno es el presupuesto del FMI. No podemos permitir que esto suceda", agregó el sindicalista.

Por su parte Micheli dijo que "el nuevo préstamo significa pobreza" y remarcó que la medida debía ser "con movilización". "En buena hora que la CGT haya llamado también a un paro para el día 25, pero es sin movilización. Nosotros creemos que el reclamo debe incluirla".

Embed

Embed