El programa de Marcelo Tinelli también sufre los efectos de la crisis macrista, que se ve en pequeños detalles como la desaparición de algunos anunciantes muy fuertes que tenían PNT en el programa.

En sintonía con la mayoría de los proyectos televisivos del país, la megaproducción de Tinelli debe afrontar un escenario económico más reducido debido a los desbarajustes económicos del Gobierno.

Desde hace un tiempo, dos empresas importantes, una de gaseosas y otra de bebidas isotónicas, dejaron de participar del programa como las marcas que hidrataban al jurado y a los bailarines, según destacó el portal Tele Bajo Cero. Ahora, los participantes sólo reciben botellitas de agua sin etiquete para no hacer publicidad.

A esa situación hay que sumarle una importante merma en la cantidad de publicidades no tradicionales que realiza el conductor.