A pesar de que el presidente, Mauricio Macri, haya celebrado hace algunos días que con su gestión el PAMIlogró ser “sólida y fuerte”, la realidad marca que muchas de sus funciones se encuentran en pleno deterioro y los trabajadores alertan por la crisis del sistema. Es que con la aprobación del nuevo acuerdo de compra de medicamentos, se corre el rumor de una una posible reconversión de la obra social de los jubilados y pensionados en el mediano plazo.

Hace poco más de una semana, el mandatario presentó el nuevo convenio para la compra de medicamentos del PAMI, la cual eliminó la intermediación de las cámaras del sector. Sin embargo, ¿Qué hay detrás del acuerdo?

En diálogo con El Destape, el senador provincial por Unidad Ciudadana Gustavo Traversa advirtió que, en realidad, el acuerdo significó una muestra del “afán de Cambiemos para recortar el gasto” e indicó que "la plata que ahorre el Pami no va a ir a los beneficiarios, sino al contrario, hay menos medicamentos y se pagan más caro. Lo disfrazan como una pelea contra corporaciones”

Respecto al desligamiento de laboratorios nacionales, el legislador aseveró que esta medida “hará que las multinacionales tomen el control del mercado nacional, cuando se debería haber mejorado las condiciones y negociar con los nacionales”. “Lo que buscan es transformar un modelo de salud publica en un negocio, ellos van a buscar privatizarlo o tercerizarlo. Esto se encamina hacia una privatización encubierta”, enfatizó.

LOS TRABAJADORES EN SU PEOR MOMENTO

Según pudo averiguar este medio, los trabajadores de la obra social denuncian la reducción de prestadores en el país, por lo cual toda la atención recae en clínicas u hospitales públicos, que por cierto, ya están colapsados. Esto se suma a la polémica por la inminente instauración de la fundación PAMI, lo cual representaría una aberración jurídica, señalaron fuentes cercanas al organismo.

La ambición del Gobierno es que los directivos de la obra social sean los mismos que dirijan la fundación, cuando en realidad deberían ejercer la tarea de interventor de las actividades. Además, muchos de los hospitales publicitados como edificios administrados por la fundación, no se encuentran en funcionamiento. Cambiemos había anunciado que estos hospitales iban a descomprimir la atención para los beneficiarios, cuando sucedió todo lo contrario.

En otro aspecto, con una paritaria que determinará, a lo sumo, un aumento del 25%, el salario de los empleados estatales perderá por más de 20 puntos porcentuales contra la inflación. En ese sentido, el último 13 de noviembre (día del empleado de PAMI), la dirección de la obra social anunció la reglamentación del retiro voluntario. “Lo tomamos como una provocación, hay intimidaciones. Todos los problemas se profundizan, no hay comunicación, el ministerio de Modernización participa como veedor en las negociaciones paritarias, hay cosas que no se entienden realmente”, revelaron fuentes del organismo a El Destape.

EL SERVICIO EN CAÍDA LIBRE

Una de las funciones sociales primordiales de PAMI es el programa “Pro bienestar”, que consiste en la entrega de bolsones de comida que se distribuyen en los centros de jubilados. Al respecto, un referente de la agrupación sindical Asociación de Trabajadores del Estado Verde y Blanca, reveló que "el PAMI está pagando valores irrisorios tras la megadevaluación y estamos entregando la mitad de la cantidad de alimentos que deberíamos entregar. Es un ajuste brutal”.

Otro de los servicios clave para los afiliados son: los traslados ambulatorios para realizar los necesarios estudios médicos. El delegado de ATE Alejandro Palacios aseguró que “todo se revirtió en este tiempo. Antes teníamos una flota de vehiculas 90% propia y 10 subcontrataciones. Ahora hay un 85% de empresas subcontratadas”.

El detrimento del servicio genera que se hagan traslados de a 5 o 6 personas, lo cual provoca demoras y desplantes para los afiliados ante el colapso del sistema. Además, los trabajadores no tienen lugar de internación, por lo que los traslados tardan mucho más de lo normal.

No quieren tomar choferes, medios, enfermeros. Las ambulancias están vencidas, no estamos asegurados, si pasa algo estamos fuera del convenio y las bases de ambulancia propia presentan una desidia tremenda”, reveló Palacios.

El dirigente sindical sostuvo que, en conjunto con La Unión Trabajadores del Estado de la República Argentina, “se lucha todos los días para impedir que sigan destruyendo una institución tan importante, pero cada día se torna más complicado hacer frente a este tipo de políticas”.