La creciente crisis económica, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la toma de una deuda de niveles monumentales son elementos que pintan un panorama que, para los argentinos y argentinas, tiene un sabor a experiencias ya vividas.

Las tapas del diario Clarín son prueba de esto. Si se comparan las tapas con las que el periódico ilustraba sus ediciones en 2001 con las de 2018, las coincidencias se hacen evidentes, como el descontento por parte de los gremios o los viajes a Washington por parte de los ministros de Economía (en esos tiempos, Domingo Cavallo; hoy, Nicolás Dujovne) para negociar con el FMI.

Otros puntos en común entre ambos años, con casi dos décadas de distancia entre uno y otro, son las reuniones con los gobernadores por el presupuesto cada vez más ajustado para las provincias y las promesas de déficit cero.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed