La crisis por el tarifazo golpeó con fuerza a los comercios y empujó a muchos al cierre, con la consiguiente pérdida de los puestos de trabajo. En este caso, el bar cooperativo Lo de Néstor, en pleno San Telmo, recibió una factura de luz de casi $160.000 que vencerá a fin de mes, con la amenaza constante del corte de suministro y 14 familias que podrían quedar sin un ingreso fijo.

Según relató Leonardo Duba, presidente de la cooperativa, a El Destape, antes del tarifazo el bar recibía facturas de no más de $2.000. En octubre, sin embargo, llegó Edesur: "Un día dijeron que el medidor andaba mal, entonces nos revaluaron tres años para atrás y nos inventaron $90.000 de deuda".

En ese contexto, les cortaron el suministro y tuvieron que ir a las oficinas de la distribuidora a negociar: "Pagamos $30.000 todo junto para que nos habiliten la luz, porque, cuando Edesur corta, no hay otra forma que negociar y pagar".

Así, con el revalúo, las facturas de $2.000 promedio pasaron a $8.000 hasta alcanzar la supuesta deuda de casi $160.000 en enero de este año, bajo el "riesgo" constante "de que todos los meses te vengan a cortar" el suministro.

Por ésto, desde la cooperativa fueron al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) para resolver la deuda. "Como hay colas y colas de reclamos, tenés que sacar turno por Internet y nos lo dieron para dos meses". Recién el 22 de diciembre. En ese tiempo "ventana" hubo dos intentos de corte, uno que no se concretó y otro que sí. Para el segundo, tuvieron que pagar el mínimo de $3.000, porque "siempre hay que pagar" algo para seguir con el servicio.

No paguemos.jpg

Sin embargo, respecto a la deuda total, Leonardo aseguró: "No vamos a pagar la factura porque es imposible, por lo que estamos esperando a ver qué pasa con el ENRE", dijo y agregó que, "en este contexto de tarifazo, ésto es lo que le está pasando a cooperativas de barrio, Pymes, comercios, fábricas. Facturas con números que hacen que tengas que cerrar la puerta e irte".

A esta situación, dijo Duba a El Destape, hay que sumarle "que cayó el consumo, la gente no sale y es más difícil vender pizza o cerveza", lo que más se consume en el bar de San Telmo. "Además, esta es una cooperativa que consume a otras cooperativas: cerveza, muzzarella de otras cooperativas" porque "la temática de Lo de Néstor es promover la economía social para activar el consumo del sector".

Por eso, el riesgo de corte y cierre del local, siempre como telón de fondo del conflicto - ya que el ENRE puede fallar a favor o en contra de la cooperativa - no sólo son 14 puestos de trabajo en riesgo, sino todo un circuito de la economía popular, autoalimentado por el propio bar.

LEER MÁS: La millonaria ganancia de un amigo de Macri por el tarifazo