La Corte Suprema de Justicia rechazó la queja interpuesta por la defensa de la dirigente Milagro Sala por un recurso extraordinario denegado y desestimó así su pedido para revisar la condena en suspenso en su contra por el escrache al actual gobernador Gerardo Morales.

Se trata de un planteo presentado contra el fallo de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal que, por un lado, confirmó la condena dictada por el Tribunal Oral Federal de Jujuy por el delito de daño agravado y, por el otro, revocó la decisión de ese tribunal en cuanto había declarado extinguida la acción penal por prescripción respecto del delito de amenazas, y remitió la causa al tribunal de origen para que se dicte una nueva sentencia sobre ese punto.

Embed

La causa se inició por una denuncia de Morales con relación a los incidentes ocurridos en el Consejo de Profesionales en Ciencias Económicas de Jujuy en 2009, cuando era senador nacional.

Los ministros Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti desestimaron la queja "por considerar que no se dirige contra una sentencia definitiva o equiparable a tal".