La Corte Suprema revocó la prisión domiciliaria de Mighel Etchecolatz. El único voto en contra fue el del juez que nombró Mauricio Macri por decreto y ex abogado de Clarín: Carlos Rosenkrantz.

Miguel Etchecolatz cumple condena en dos causas por delitos de lesa humanidad. Las resoluciones fueron firmadas por los jueces Highton de Nolasco, Maqueda, Lorenzetti y Rosatti siguiendo la línea jurisprudencial del precedente “Bergés” (Fallos 339:542).

LEER MÁS: El curioso gesto de Macri que desnuda la angustia del Presidente

Allí la Corte Suprema remarcó que la decisión relativa a la detención domiciliaria debe ser precedida ineludiblemente por informes del Cuerpo Médico Forense porque su imparcialidad está garantizada por normas específicas. Resaltó también que las conclusiones de estos informes deben poder ser controladas por las partes, afirma un comunicado del Centro de Información Judicial.

Rosenkrantz votó en disidencia en ambas causas por considerar que los recursos de queja presentados son inadmisibles (conforme artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

EL FALLO

Embed

Corte by gino on Scribd