Como muestra de las consecuencias de la recesión, la construcción, uno de los pilares de la actividad económica, se derrumbó un 20,5% en diciembre desde una perspectiva interanual. Durante el año pasado, el sector registró un alza de apenas 0,8% respecto de 2017, según informó el Indec.

En el último mes del año pasado pasado, según las cifras de los Indicadores de Coyuntura de la Actividad de la Construcción (ISAC), el sector tuvo una caída del 3,3% respecto de noviembre.

LEER MÁS: La crisis no se detiene: cierra la fábrica Hitachi y una cristalería por el tarifazo

Desde una perspectiva interanual, el consumo de los insumos para la construcción mostró caídas sensibles en elementos clave: 40,3% en artículos sanitarios de cerámica, 39,8% en asfalto, 36,3% en pisos y revestimientos cerámicos; y 32,2% en ladrillos huecos.

Sobre los puestos de trabajo registrados del sector privado en la actividad, el informe marcó que en noviembre de 2018 hubo una baja del 0,7% en relación al mes anterior.

En esta nota