Tras la aprobación del proyecto opositor que promueve poner un freno a los aumentos en las tarifas de los servicios públicos, el gobierno de Mauricio Macri anticipó el veto a la medida. La decisión fue confirmada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y será anunciada por el Presidente en las próximas horas. Ante tal decisión, se espera la confirmación de un paro nacional por parte de los movimientos sindicales.

El diputado de Unidad Ciudadana y líder de la CTA, Hugo Yasky, ya anticipó que llamarán a un paro e incluso informó que se juntará hoy con el resto de los integrantes de la multisectorial 21F para definir la medida. Desde la CGT aún no definieron cómo van a proceder.

En diálogo con El Destape, fuentes de la CGT manifestaron la preocupación por el aumento de tarifas: "Si bien es necesario readecuar el sistema tarifario, nunca puede hacerse a costa de los ingresos salariales".

Por otro lado, repudiaron el accionar del Gobierno: "El veto significa la ratificación de una postura que no considera la situación de la clase media y baja. En el interior el aumento de tarifas ha sido considerable, mucho mayor que en Capital federal y Gran Buenos Aires".

En relación a la posibilidad de realizar un paro, comentaron que la semana que viene habrá una reunión del Consejo Directivo para ver si todos los sectores gremiales se alinean detrás de una movilización. "Nos tenemos que sentar con todos los otros sectores que conforman el movimiento", concluyeron.

En esta nota