La CGT salió en respaldo del ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, luego de la orden de detención firmada por el polémico juez Moro en el marco de la causa por la presunta propiedad de un tríplex en la localidad de Guarujá, estado de San Pablo. La entidad gremial, que aun no definió a su nueva conducción, calificó de "proscríptica" a la decisión del magistrado de Curitiba.

En un comunicado, la entidad madre del sindicalismo argentino advirtió que "el golpe institucional que empezó con la destitución de la compañera Dilma Rousseff hoy se consagra con la injusta decisión judicial".

En tiempo récord, el juez Moro libró la orden de detención sobre Lula solo 24 horas después de que el TSJ rechazara por 6 a 5 el hábeas corpus pedido por la defensa del ex mandatario.

"Los Trabajadores de Argentina nos solidarizamos con los Trabajadores de la hermana República del Brasil y con el compañero Lula. Repudiamos la inapropiada intromisión de altos mandos de las fuerzas armadas brasileras, que atentan contra la convivencia y la democracia".

Asimismo, manifestaron que defienden "el derecho del pueblo brasileño a elegir democráticamente a su nuevo gobierno".

Embed