La Cámara del Crimen rechazó el pedido de libertad formulado por la defensa de Rodrigo Eguillor, acusado de la violación. El acusado seguirá detenido en el pabellón de ofensores sexuales de la cárcel federal de Marcos paz.

La sala de feria del tribunal integrada por los jueces Mariano Scotto, Julio Lucini y Juan Cicciaro entendió que de quedar en libertad existe riesgo de que Eguillor se fugue. Es porque una eventual condena es de cumplimiento efectivo.

“La pena aplicable supera los ocho años de prisión allí aludidos y su mínimo no autoriza a que una eventual sanción sea dejada en suspenso”, señalaron los camaristas.

La acusación es por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, privación ilegal de la libertad agravada, lesiones leves agravadas por mediar violencia de género, daño y amenazas.

"Ese extremo, ante la posibilidad de afrontar un encierro efectivo, opera como un primer indicador del riesgo de fuga, pues, ciertamente, la severidad de la sanción que pudiere caber y la gravedad del reproche constituyen, en los términos de su artículo 319, indicadores del peligro mencionado", detallaron.

Desde el Tribunal, además, se bajaron en "las dudas" sobre su lugar de residencia y que el mes pasado intentó irse del país con rumbo a Europa para supuestamente ver a River contra Boca en la superfinal de la Libertadores, aunque fuentes oficiales aseguraron que no tenía un pasaje y que para irse de la Argentina debía tener un permiso de cada juzgado con el que tiene una causa pendiente.

El último punto que valoraron los jueces es que Eguillor tiene otra causa por abuso sexual en trámite, con un juicio que se espera comience en algún punto de este año en el Tribunal Oral Criminal Nº9 por atacar supuestamente a una trabajadora del casino de Buenos Aires.