El Secretario general de la Unión Ferroviaria de la seccional Oeste, Rubén "El pollo" Sobrero, contó que a su padre lo salvaron de la muerte en el Hospital Posadas, donde el gobierno despidió a 122 trabajadores.

Sobrero explicó que a su padre lo habían baleado en un robo en la localidad bonaerense de Ciudadela y fueron a una institución privada, donde se negaron a atenderlo, porque su estado era crítico.

Embed

"Esto no es una encuesta, pero para mí lo es. Yo estuve en el Posadas, porque a mi papá le pegaron dos tiros. Mi viejo se estaba muriendo en una camilla. Mi viejo estaba muerto cuando entró y lo sacaron en el Posadas", sostuvo.

"Es verdad que hubo ñoquis, pero fueron echados en los primeros quince días. Lo que estamos hablando ahora es que hay enfermeros que no pueden atender. Esto es importante porque hay gente que no puede atenderse", afirmó.