No sólo Hugo y Pablo Moyano fueron imputados por lavado de dinero por la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo; sino que también se enteraron que el juez Claudio Bonadio es el que intervendrá en la denuncia penal que ayer el líder camionero realizó contra la diputada Elisa Carió.

Los sindicalistas afrontan estas batallas judiciales y, además, padecen el hostigamiento del Grupo Clarín, que ha retomado una campaña sistemática de denuncias contra los también dirigentes de Independiente.

En su columna para El Destape, Víctor Hugo Morales recordó el pico más elevado de la feroz disputa entre el entonces líder de la CGT y Clarín cuando el entonces líder de la CGT fue ilustrado en el matutino del Grupo por Hermenegildo Sábat con las manos manchadas de sangre.

Además, el periodista aseguró que la misma Carrió que denuncia por “criminales” a Moyano padre e hijo es la que en 2015, siendo la precandidata presidencial de la Coalición Cívica en el frente Cambiemos, prestó el living de su casa al programa "Periodismo para Todos", para que realicen una entrevista a José Luis Salerno, un ex policía involucrado en la causa por el triple crimen de la efedrina, que dio su testimonio al programa de Jorge Lanata en su informe contra Aníbal Fernández.

Embed