El Gobierno sabe que se vienen meses de recesión económica pero cree que la crisis cambiaria ya terminó. Sin embargo, la agencia internacional Bloombergadvirtió que el segundo semestre será muy difícil para los mercados emergentes y Argentina es el país con peores perspectivas.

Bloomberg consultó a 20 grandes inversores sobre las perspectivas para el futuro y coincidieron en afirmar que el contexto internacional jugará en contra de los países en desarrollo. La guerra comercial de EE.UU. con China y la suba de las tasas de interés conspiran contra los países a la hora de salir a buscar financiamiento. Y eso, en la Argentina de Macri, es clave.

graficos bloomberg argentina.png

Pero lo más importante es que Argentina está señalada como el país con peores expectativas en relación al futuro del tipo de cambio, de los precios de sus bonos y de las acciones de sus empresas. Argentina queda debajo de Brasil e India en cuanto a las expectativas para los próximos seis meses. Es decir: el "mercado" espera una mayor devaluación y una caída general de los precios de los activos argentinos.

Los malos augurios para el país llegan pese al gobierno market-friendly y al reciente acuerdo con el FMI por 50 mil millones de dólares por tres años con el crédito stand-by.