En pleno gobierno de Mauricio Macri, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), ex Side, convoca a estudiantes y graduados universitarios para sumarse al área. La invitación se da a partir de un mail que no hace alusión a la AFI.

Para acceder a la agencia se debe "ser argentino nativo, naturalizado o por opción que esté habilitado para el ejercicio de funciones públicas, que no haya sido sancionado por 'faltas graves' en el país o el extranjero ni condenado o indultado por crímenes de guerra o violaciones de los derechos humanos".

En diálogo con La Nación, los aspirantes a los puestos contaron que el sueldo base es de 30.000 pesos por mes, y que aparecen registrados como becarios del El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnica (Conicet).

En el marco del Programa de Formación de Agentes de Inteligencia que se inició en 2016, el organismo busca estudiantes y graduados de universidades públicas y privadas. El proceso de ingreso incluye un examen físico y uno psicológico, sumado a un test de capacidades cognitivas.

Según publicó La Nación, al ingresar a la agencia, los aspirantes deben adquirir una identidad falsa que respeta sus iniciales reales con la cual "tienen a cargo el espionaje de un compañero". Además, una vez que ingresan deben realizar un curso intensivo de seis meses en la Escuela de Inteligencia.