Luego de que se hiciera pública la identidad de Ana María Polero, quien trabajó como servicio en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) hasta ser desplazada de su cargo, la "coach" de Natacha Jaitt se encargó de ocultar sus polémicos tuits.

LEÉ MÁS: Gritos, escándalo y enojo: así fue la declaración de Natacha Jaitt ante la Justicia

El Destape pudo recuperar alguno de ellos que muestran la teoría que intentó plantear la espía en 2015, luego de que apareciera muerto el fiscal federal Alberto Nisman en el baño de su casa en Puerto Madero.

Polero ya daba por sentado que el encargado de la causa AMIA había sido asesinado y comentó que "el plan A era matarlo a la salida del aeropuerto" pero las internas entre la Policía de Seguridad Aeroportuaria y "Aduana" no lo permitieron".

Para la ex espía, "el plan B" fue infiltrar a una "chica de Nisman" en su casa, con el pretexto de una cena y posterior a "dormirlo", hizo entrar "al comando armado" que asesinó al fiscal "bajo ordenes de Milani".

"Según dicen (sic), hasta tiraron sangre extra para justificar la limpieza del arma", agregó y destacó que "el hecho de quemar el cadáver en un lugar tan cercano al asesinato de Nisman fue un claro aviso para los custodios que saben lo que pasó".

Ninci apuntó contra Polero como la "coach" de las explosivas declaraciones de Jaitt en el programa de Mirtha Legrand, donde acusó a personalidades del mundo del periodismo y el espectáculo de ser clientes de una red de trata de menores. Cuando fue llamada por la Justicia para declarar, Jaitt huyó sin responder a las preguntas del fiscal Delgado.

En esta nota