La crisis económica, una inflación que no para de subir y el revuelo social provocado por el decreto que retrotrae el rol de las Fuerzas Armadas a la época de la última dictadura son algunos de los elementos que generaron rumores de un posible “diciembre caliente”, los cuales la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, atribuyó al kirchnerismo. Ante esto, el diputado nacional Axel Kicillofsalió al cruce.

Durante una entrevista con TN, Bullrich sostuvo que “hay que enfrentar esa sensación de que en diciembre va a haber incertidumbre, saqueos, problemas, porque no es verdad" e hizo un guiño, sin mencionar nombres: "Yo lo vi cuando fueron a protestar contra el Fondo Monetario Internacional el otro día, eran 800 personas".

Kicillof, quien estuvo en la marcha contra el FMI el 9 de Julio, respondió con dureza. "¿Lo que está diciendo Bullrich es que yo estoy buscando un diciembre? Que se olvide. Si yo soy parte de esa conspiración que teóricamente existe, que se olvide, es un fantasma", lanzó, en diálogo con Perfil.

"Este Gobierno ya nos tiene bastante acostumbrados: en un momento cualquiera que se les oponía —sea un camionero, un mapuche o un jubilado— era un terrorista que quiere voltear al Gobierno", cuestionó el ex ministro de Economía de la gestión kirchnerista.

En este sentido, planteó que los funcionarios oficialistas "tienen que gobernar, tienen que dedicarse a que la gente pueda vivir tranquila, en paz, pueda comer, tener laburo, que deje de tener miedo a algo básico: te echan de tu laburo, pedís que te reincorporen y te vienen a pegar”. “Ese es el papel del Ministerio de Seguridad", lamentó.

Por otra parte, sostuvo que “hay algunos sectores que, como no hay explicación para las cosas que va produciendo el Gobierno, la única explicación que te pueden dar son conspiraciones, fantasmas, persecuciones”, en referencia a la hipótesis de Bullrich.

Sin embargo, aseguró que la oposición quiere que el oficialismo “gobierne mejor, que gobierne para la mayoría, incluso para los que votaron al PRO, que hoy se están quejando todos porque no le cumplieron a nadie" y, mientras que la gente es “víctima” de los “conflictos y dificultades producto de su propio accionar, también te echan la culpa de estar en contra del Gobierno”.

LEÉ MÁS: ESCÁNDALO: EL GOBIERNO RECORTÓ HASTA EL 53% LAS ASIGNACIONES FAMILIARES