El diputado nacional Axel Kicillof exigió al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que "deje de mentir" y gobiernen para la mayoría de los Argentinos. Además manifestó que se les está yendo un presupuesto de la provincia de Buenos Aires en deuda y que es necesario un cambio de rumbo económico. Con cifras oficiales desmintió el discurso del funcionario.

Embed

El ministro desmintió a Peña sobre el supuesto dato de que los salarios le ganaron a la inflación. "Con el IPC de la Ciudad, con las estadísticas oficiales, los salarios reales desde que ustedes llegaron cayeron en promedio 7 ,1 por ciento y las jubilaciones 8,4 por ciento", acusó Kicillof.

"El 60 por ciento del supuesto trabajo que generaron son monotributos", afirmó Kicillof, quien negó que se haya creado trabajo genuino. "Gobiernan desde un country", manifestó el diputado ante la reacción del bloque oficialista que abucheó el comentario.

Acerca de la deuda, Kicillof sostuvo: "En intereses de LEBACS pagaron 356.000 millones de pesos y lo que pagaron en intereses del Tesoro por 360.000 millones de pesos. Entre los dos son un presupuesto entero de la provincia de Buenos Aires que se les está yendo en deuda y por eso ajustan".

"Creo que todo el mundo se dio cuenta que hay un divorcio enorme entre lo que usted dice y lo que pasa en las fábricas, en las viviendas, en los barrios", manifestó.

En esta nota