El ex juez Carlos Rozanski se refirió a su denuncia contra el Ministro de Justicia Germán Garavano y aseguró que “Fariña le dijo a Garavano que estaba preocupado por mí, y Garavano le dijo que no se preocupe porque me iban a echar”.

Embed

En diálogo con el programa “Habrá Consecuencias” por El Destape Radio, el ex magistrado, que radicó su denuncia por extorsión ante el juzgado de Alejo Ramos Padilla, señaló que "la prisión preventiva de Fariña estaba confirmada por la Cámara de Casación, o sea que era imposible excarcelarlo. Pero el mismo día Garavano pide su libertad y los mismos jueces lo liberan". Del mismo modo, manifestó que "la primer condición de la excarcelación de Fariña es que esté voluntariamente en el sistema nacional de protección de testigos".

Embed

Por otra parte, Rozanski advirtió que "la extorsión es cuando obligan a alguien a hacer algo que no quiere. En mi caso era renunciar. Me obligaron Garavano y Cabral". Y profundizó con detalles del entramado de las causas: “Alconada Mon es uno de los que participa de la operación de Fariña, de los que ponen el título de ruta del dinero K”. En esa lógica, contó que "el juez Jorge Michelli, que vota la libertad de Fariña, es el suegro de Hugo Alconada Mon. Su hija es secretaria del tribunal. Ellos son los que le pasaban información a Alconada Mon".