El ministro de Turismo jujeño, Federico Posadas, salió a hablar tras la revelación de El Destape, que publicó los mails donde su cartera arreglaba contratos por publicidad en redes sociales con una consultora aportante a la campaña de Macri y cuyos clientes resultan ser políticos de Cambiemos, e intentó defenderse, aunque no logró explicar el caso en detalle.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

En una improvisada conferencia de prensa y notoriamente nervioso, Posadas intentó desligarse de la cadena de mails de su propio ministerio, que van del 31 de enero al 9 de marzo incluido, y pese a que estaba copiado en cada uno de ellos, sostuvo que no los había leído: "A los mails donde me copian la verdad que no los puedo seguir a todos", esbozó Posadas.

Embed

En los correos electrónicos publicados en el artículo original de El Destape, se puede observar cómo se diagramó todo para que Reale-Dalla Torre lograra hacerse de casi 5 millones de pesos en concepto de comunicación social para el ministerio: desde el mes de febrero, un empleado de Posadas les envió a los directores de la firma RDT Consultores todo el contenido específicado, y hasta les pidió que aportaran "cuatro o cinco empresas que participen de la licitación privada", con la condición que "hagan actividades parecidas" y les pidió que ofrezcan "un monto más elevado", para que así sea RDT la adjudicataria.

En otro de los mails, con fecha del 8 de marzo, se menciona que el propio ministro de Morales "les entregará el pliego y las invitaciones para las otras empresas", y les pide que la fecha de recepción sea del 1 de marzo, es decir, una semana antes de la verdadera entrega, para simular los tiempos.

Como si esto fuera poco, aun sin haberse realizado la falsa licitación, desde la casilla del propio ministerio de Turismo le confirmaron a RDT que ya tenían listo el primero de los pagos: "Quédense tranquilos que ya se pidió autorización y la plata está disponible para el pago, no se olviden de enviarme la factura", detalló el empleado del ministerio, Diego Zurueta.

Pese a todo esto, el gobernador Gerardo Morales realizó una presentación judicial y no dio detalles sobre el caso, al tiempo que sostuvo a Posadas en el cargo, lo que genera más sospechas respecto a su rol y su posible desconocimiento del tema.El