La crisis económica generada por Cambiemos derrumbó el poder adquisitivo de los jubilados en el período 2018 y se espera que la sangría se prolongue en 2019. La fórmula de aumentos del Gobierno hizo mella en el ingreso de uno de los sectores más vulnerables de la sociedad.

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), durante 2019, la inflación considerada para la movilidad (julio a diciembre 2018) habrá alcanzado un 27,24%, mientras que el RIPTE (Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables) ascendió a sólo el 16,02%. De esto se deriva en un aumento acumulado de las jubilaciones de 23,84%.

LEER MÁS: El fondo que administra la plata de los jubilados se volvió a derrumbar en marzo

“La previsión en diciembre de 2018, considerando el REM BCRA (Relevamiento de Expectativas de Mercado), era una recuperación del poder adquisitivo de las jubilaciones de 7,4% pero según las estimaciones a mayo de 2019 en el mejor de los casos sólo podría recuperarse 0,4%”, sostuvo el informe. Sin embargo, las proyecciones auguran un escenario peor.

Embed

En ese sentido, CEPA analizó: “Si se estimase una inflación anual del 50%, entonces la recuperación no sería tal, quedando las jubilaciones en la misma posición en el primer semestre (inflación y movilidad de 24%) y con una leve recuperación en el segundo (24% de movilidad contra 21% de inflación)”.