Para adelantarse al ajuste previsional que planea el Gobierno, diputados patagónicos presentaron un proyecto para que el adicional por zona diferencial tenga fuerza de ley, en lugar de tener detrás sólo un decreto. El Gobierno negocia con las provincias la eliminación del plus del 40% que cobran los beneficiarios de ANSES en el sur del país.

Los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, e Interior, Rogelio Frigerio, presionan a los gobernadores para que sus legisladores aprueben una batería de medidas, que incluyen la eliminación del agregado de zona patagónica, como reveló El Destape. Les entregaron una “carta de recortes” por $ 426.000 millones, de los que deben elegir apoyar tijeretazos por al menos $ 300.000 millones.

La desaparición de la zona austral fue el primero en la lista que armaron los negociadores de Mauricio Macri, ya que calcularon les garantizará un “ahorro” de $ 31.000 millones. El plan de los funcionarios tiene el objetivo de máxima de quitar el 40%, pero la posibilidad de al menos disminuirlo a la mitad al derogar un DNU de Cristina Kirchner.

Los jubilados patagónicos cobran un plus desde febrero de 1972, cuando el gobierno de facto de Alejandro Lanusse determinó un coeficiente de bonificación del 1,20 para las jubilaciones y pensiones de Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Mediante el decreto 1472/2008, CFK agregó un segundo 20% y les extendió el beneficio a las pensiones no contributivas, las pensiones graciables y la pensión honorífica para veteranos de la guerra de Malvinas, a lo que luego se le sumó la asignación universal por hijo. También incluyó en su resolución desde ese momento al adicional a los habitantes de La Pampa y del partido bonaerense de Carmen de Patagones.

Ante la posibilidad de que el Gobierno pretenda dar de baja este porcentual creado por la brecha de precios que existe en la Patagonia presentaron un proyecto para que el Congreso sancione el plus con fuerza de ley. Pudo saber este medio que ya fue presentado en la mesa de entrada de Diputados con la firma de Martín Doñate y el apoyo de los legisladores Luana Volnovich, Máximo Kirchner, Sergio Zioliotto y Graciela Camaño, entre otros.

Entre sus fundamentos, los congresistas resaltaron que “resulta imprescindible propiciar el mantenimiento y extensión de medidas que se traduzcan en equilibrar las desigualdades económicas y en reducir los niveles de pobreza de una región de la Argentina que en razón de las características geográficas e inclemencias climáticas tiene el más bajo índice de densidad de población por kilómetro cuadrado”.

LEER MÁS: El Gobierno negocia recortar nuevas jubilaciones, las AUH y las pensiones

LEER MÁS: El Gobierno busca quitar las jubilaciones por moratoria

En esta nota