El periodista Juan Cruz Sanz acusó que los videos íntimos suyos que se filtraron en las redes sociales fueron "una operación" en su contra y señaló que fueron una respuesta por "meterme con el poder". Además afirmó que tiene identificado de dónde provino la filtración y que se está ocupando "a su manera". Afirmó que hubo periodistas que fueron cómplices de la filtración.

"Fueron tres o cuatro idiotas que un día se levantaron con ganas de molestarme", sostuvo Sanz, quien además manifestó que no sabe aún si va a volver a trabajar en el periodismo.

Embed

“Me estoy recuperando. Me dejaron sin trabajo y me arruinaron, pero estoy de pie y con la frente en alto. En los videos me equivoqué pero no le estoy haciendo mal a nadie, era algo privado, eso no me molestó. Lo que me enojó es la vinculación en una causa. Fui víctima del machismo. Fue demasiada maldad", aseguró en Modo Sábado, que se emite por Radio Nacional.

El periodista habló de su situación laboral y el apoyo de sus hijas: “Nunca me despidieron, pedí una licencia y me ayudaron. Sé que me voy a acomodar, hoy hay sicarios sociales, el que te quiere matar lo hace en las redes sociales. En algún momento van a tener que venir a pedirme perdón. Hoy me hacen bien mis hijas. Ni el mundial me hace bien. No lo estoy mirando, no tengo motivación. Esto irá pasando con la ayuda de los psicólogos, de los psiquiatras. Quiero volver a trabajar, necesito hacerlo. Eso significaría dar vuelta la página".

Sanz hizo un particular reflexión sobre su momento más difícil: “Viví un infierno. Yo estaba en el fin del mundo. Estaba en el séptimo suelo del infierno. El tiempo te saca de ahí. Empezar a esperar, a aceptar ese momento de bronca, llorar, llorar, descargar, descargar, y después va pasando y te das cuenta que es una pelotudez, que no tiene sentido, que hay cosas peores. Pero mientras los medios sigan difundiendo cosas privadas es difícil”.

En esta nota