En medio de la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, en la cual el ex secretario de Obras Públicas José López involucró a varios empresarios y a funcionarios del gobierno anterior, incluida la ex presidenta Cristina Kirchner, el médico que lo atendió durante su detención aseguró que está “alterado en sus capacidades mentales”.

Según reveló el periodista Roberto Navarro durante la emisión en vivo del programa de El Destape, pudo hablar con el médico clínico, que lo vio hace unos meses, en el penal de Ezeiza, antes de su traslado a una nueva locación que permanece secreta.

José López está sumido en una profunda depresión, tiene claramente alterado en este momento en sus capacidades mentales, le cuesta mucho comunicarse. Yo no sé si le habrán dado algún tipo de medicación, pero es muy factible que sea un hombre que hoy no está en capacidad de ser un testigo o de acusar como está haciendo. Cuando yo lo vi, estaba muy mal", aseguró el médico, según contó Navarro.

Embed

Por otro lado, el periodista también charló con personas que estuvieron con López en Ezeiza, quienes le indicaron que “es un tipo que balbucea, está con ojos perdidos todo el día, le hablás y no contesta, o contesta otra cosa”.

Además, habló con el diputado Leandro Santoro, que da clases en la cárcel a presos que estudian carreras universitarias. “Varios presos comunes que hablaron con él dijeron lo mismo, que está chapita, que está loco”, recordó Navarro.

“Hoy está tomado como el principal testigo para acusar a Cristina Kirchner y a otras personas. José López dio nombres de gobernadores e intendentes. Esos gobernadores son los que tienen sus legisladores para aprobar los ajustes locos, leoninos, como sería sacarle la jubilación a las personas que hayan accedido a ese beneficio por una moratoria”, cuestionó.

LEÉ MÁS: PARA EL ABOGADO DE CFK, LOS ALLANAMIENTOS FUERON ILEGALES Y TEME POR PRUEBAS FALSAS