El ultraderechista Jair Bolsonaro lanzó una escatológica confesión en pleno Palacio Do Planalto, en Brasil, ante directores de periódicos y reporteros de TV.

El mandatario fascista de Brasil afirmó: "Yo hice pis en la cama hasta los cinco años. ¿Voy a tener que arrepentirme de eso también?", preguntó, en tono de broma, durante el encuentro con referentes del periodismo.

La declaración sucedió en un desayuno en la Casa de Gobierno de Brasil que está situada en el estado de Brasilia.

El presidente era entrevistado por los cambios propuestos reformar las pensiones de los trabajadores. Presentado la semana pasada al Congreso, el proyecto de "reforma" de la Seguridad Social y restringirá el pago de los complementos salariales.