El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que el juez Sergio Moro, a cargo de la Operación Lava Jato y quien condenó al líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva, lo ayudó en su ascenso en la política. El jefe de Estado además confirmó que su futuro ministro de Economía, Paulo Guedes, habló con Moro durante la campaña para ofrecerle un cargo en la política.

Bolsonaro, en diálogo con periodistas, explicó su admiración por el magistrado que aceptó ser su ministro de Justicia.

"El trabajo de Moro es muy bueno. En función de la operación Lava Jato, me ayudó a crecer políticamente hablando", dijo Bolsonaro sobre el juez que dejará la magistratura y que encarceló al favorito para esta elección, el ex presidente Lula, a quien condenó por corrupción el año pasado.

Ante las críticas del PT y parte del mundo jurídico por la designación, Bolsonaro dijo que "si ellos se están quejando es porque hice la cosa correcta".

El vicepresidente electo, general Hamilton Mourao, dijo que Moro recibió la oferta de ser ministro durante la campaña.

Lula, quien hasta septiembre lideraba las encuestas, fue inhabilitado por la justicia electoral a participar de las elecciones por haber sido condenado en dos instancias.

Lula está "indignado" con la designación de Moro y "se confirma la persecución política", dijo la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, tras visitar al ex presidente en Curitiba, donde está detenido desde el 7 de abril pasado.