Se cumplen cinco años de la tragedia de Iron Mountain, en la que murieron 10 personas, ocho bomberos y dos agentes de Defensa Civil. En un emotivo acto, los familiares de las víctimas reclamaron ser reincorporados como querellantes en la causa penal.

En 2014 se incendió un depósito de Iron Mountain y, en aquel entonces, la Comisión nacional de valores, presidida por Alejandro Vanoli, empezó a develar que el incendio no fue un accidente y dijo quién guardaba papeles en ese depósito.

Embed

Hicieron un listado de las empresas que guardaban papeles ahí (en ese momento no estaban obligadas a decir dónde lo hacían) y la cruzaron con la información que tenía la PROCELAC, procuradoría de lavado de dinero, y con todas las causas que estaban investigando por lavado de dinero. Así aparecieron un montón de coincidencias.

Embed

Cuando se hicieron los peritajes de qué pasó en Iron Mountain hubo tres peritajes que dijeron que el incendio fue intencional. El periodista Ari Lijalad recordó el hecho en Navarro 2019: "Si empezás a juntar tenés empresas investigadas por lavar dinero, empresas que guardan papeles y un incendio intencional. Por lo tanto, los papeles que se perdieron hay una gran presunción que tenían que ver con la información de lavado de dinero. Había cajas muy sospechosas de la familia Macri, a la que se le quemaron el 36% de las cajas que tenía ahí".

En la investigación judicial el Juzgado en lo Comercial y Correccional Nro. 18 procesó a doce funcionarios porteños, a cuatro directivos de Iron Mountain y a un responsable de la seguridad tercerizada de la empresa pero, por ahora, sólo se trabaron embargos.