A causa de las últimas graves inundaciones en el noreste de la provincia de Buenos Aires y sur de Santa Fe, el Comité Argentino de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) expresó su preocupación por el descontrol de la situación y reclamó que avance un proyecto legislativo que reglamente los humedales en el país.

Así el organismo, no sólo se solidarizó con los "compatriotas afectados", al mismo tiempo manifestó la urgente necesidad de sancionar una Ley de Presupuestos Mínimos para la Conservación, Protección y Uso Racional y Sostenible de los Humedales.

Los ecosistemas de humedales se caracterizan por la presencia de agua, por lo tanto, su régimen hidrológico es clave para mantener sus propiedades funcionales y estructurales. Cuando se modifica la cantidad y distribución cronológica de los flujos de agua -sea por drenado, terraplenado o canalización- se impacta negativamente sobre funciones claves de los humedales, como por ejemplo, amortiguar los excedentes hídricos que traen las grandes lluvias, las cuales en un marco de cambio climático global sólo se harán más usuales y fuertes.

Además, el avance de barrios cerrados y mega-urbanizaciones de modo desordenado, sin planificación participativa y una falta de atención por la importancia de mantener las llanuras de los ríos libres de asentamientos, evita que durante crecidas los ríos puedan desbordar libremente.

La problemática de las inundaciones -que hoy afecta a cientos de personas y acarrea grandes consecuencias económicas, sanitarias y habitacionales- podría ser atendida con una ley como la reclamada para los humedales, al favorecer una planificación estratégica del uso del territorio, con la posibilidad de conocer y ordenar los humedales de todo el país, según destacó la Fundación Vida Silvestre Argentina.

Existe ya un proyecto de ley en ese sentido, votado por unanimidad por la Cámara de Senadores el 13 de noviembre de 2013.

Sin embargo, el proceso en Diputados se ha vuelto extremadamente lento, en 2014 el proyecto tuvo dictamen favorable de la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios, para luego pasar a la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, pero ésta no le ha dado tratamiento hasta la fecha.

La iniciativa legislativa tiene como objetivo disponer, en el marco del artículo 41 de la Constitución Nacional, un piso mínimo de protección para todos los humedales del país, al reconocer la importancia fundamental de sus bienes y servicios para la sociedad, buscando su sustentabilidad y la protección de su existencia futura para bienestar de todos.

"Finalmente, no solo se contribuiría a su protección y conservación sino también, se posibilitaría una producción sustentable compatible con la integridad ecológica de los humedales, preservando un bien tan preciado como es el agua dulce", indicó el informe de la Fundación.

En esta nota