Inundaciones: Mauricio Macri prometió 1800 casas para los afectados pero solo construyó 14
De 1817 viviendas, el Gobierno nacional solo construyó el 0,8% y todavía no fueron entregadas a los damnificados por las inundaciones de hace tres años.

Tras la crecida del Río Uruguay, unas 300 familias de Entre Ríos tuvieron que ser evacuadas. Las lluvias no cesan y varias localidades se declararon en emergencia hídrica, vial y social, por lo que la Nación envió camiones con colchones, ropa, frazadas, agua y alimentos, indicaron fuentes oficiales. Pero lo que no envió el Gobierno fueron los recursos prometidos hace tres años para realizar las viviendas que fueron destruidas por las inundaciones del 2016.

En abril del 2016, el presidente había anunciado que para 25 localidades entrerrianas iba a construir 1.817 viviendas. En esa oportunidad, el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV) intervino en la elaboración de los proyectos y los cedió a los municipios en noviembre de 2016.

Embed

Según indicaron medios locales de Entre Ríos, la mecánica decidida por la administración macrista previó que los fondos transfirieran directamente de la Nación a los municipios, y que las rendiciones fueran hechas por los municipios a la Nación.

No obstante, el plan de obras quedó en una promesa más incumplida de Cambiemos ya que en estos días, en los cuales las inundaciones vuelven a ser noticia, se observa el pobre rendimiento de las acciones anunciadas como inminentes por Macri. Solo están terminadas 14 de las 1.817 viviendas anunciadas. A casi tres años de la puesta en marcha del plan, se construyó un porcentaje menor al 0,8%.

Asimismo, el relevamiento de las obras en ejecución muestra que se iniciaron las viviendas en ocho de las 25 localidades para las que se habían anunciado, es decir, en el 32% de las localidades donde se iba a trabajar de manera urgente. La cantidad de viviendas iniciadas fue 570 casas, lo que representa un 30,6% del total, con un avance de obra en general muy bajo.

Embed

El envío de fondos comprometidos por el gobierno nacional se demora sin causa y desde la Nación esos atrasos se justifican con la excusa de solicitar documentación adicional a las rendiciones ya presentadas. En síntesis, en tres años, solo se terminaron 14 viviendas, y aún no han sido entregadas a las familias afectadas.

En 17 municipios todavía no comenzaron las obras comprometidas, esto significa que de 1.247 casas no se pegado ni siquiera un ladrillo. En algunos casos se firmaron convenios Nación-Municipio, pero nunca se enviaron los fondos. En otros casos se generaron los proyectos, pero nunca fueron aprobados por la Nación.

En el marco de la campaña electoral de 2017, Macri volvió a visitar La Paz para mentirle una vez más a los vecinos enterrianos a quienes les informó sobre las viviendas: “Estamos a mitad de camino de lo prometimos tras las inundaciones".