La Inspección General de Justicia (IGJ) intervino las históricas 62 Organizaciones tras hacer lugar a una denuncia de un sindicalista macrista por las últimas elecciones celebradas en la entidad.

La denuncia había sido presentada por el titular de UATRE, Ramón Ayala, quien heredó el poder de la central tras el fallecimiento de Gerónimo 'Momo' Venegas, pero lo perdió en los últimos comicios internos.

Bajo el mando de Venegas y Ayala, las 62 Organizaciones se convirtió en el ala sindical del macrismo. De hecho, es el único sector del gremialismo que no participó de ninguno de los paros contra el Gobierno.

En las elecciones de septiembre, Ayala perdió su puesto frente a Hugo Benítez, de la Asociación Obrera Textil, quien fue respaldado por Luis Barrionuevo, por entonces interventor del Partido Justicialista.

Sin embargo, el titular de UATRE denunció que Barrionuevo "se excedió en sus facultades" de lider del PJ y "se arrogó injustificadamente el cargo de secretario de Interior de la entidad" para luego convocar a un congreso de delegados sin el oficialismo y celebrar los comicios internos en la sede del PJ, según reveló Infobae

Ahora, la IGJ definió la impugnación de las elecciones al declarar "irregular e ineficaz" el proceso electoral. Asimismo designó inspectores fiscalizadores que funcionen en reemplazo de la junta electoral, a fin de "garantizar la normalización institucional de la entidad".

En esta nota