El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, se sometió el viernes a una angioplastia que incluyó la colocación de cuatro stents y permanecerá en observación en el Sanatorio Allende de barrio Nueva Córdoba de esta Capital, para ser dado de alta este sábado a última hora o en las primeras horas del domingo.

El ministro de Salud, Francisco Fortuna, ofició de vocero sobre la intervención a la que fue sometido Schiaretti: “El gobernador se sometió a una angioplastia con la colocación de cuatro stents en el marco de un estudio cardiovascular programado para el día de la fecha. No hubo ningún evento agudo previo. Fue en el marco de un chequeo previo que se estaba realizando y se determina ahí llevar adelante el procedimiento, que fue exitoso”, detallo Fortuna a El Destape.

Y agregó que “la respuesta fue excelente, es un paciente muy meticuloso, cuida permanentemente de su salud. Ha tenido una excelente evolución, el procedimiento fue exitoso; permanecerá internado en observación hasta mañana y después se retirará hacia su domicilio. No va a modificar para nada su agenda porque realmente ha salido todo muy bien, excelente”.

Fortuna aseguró que la angioplastia duró aproximadamente una hora y media y que se trata de una “intervención que se hace a través de un cateterismo, es un procedimiento mini-invasivo”. El ministro detalló que “primero se realiza un estudio con contraste radiológico de la circulación del corazón, luego se corrigen las alteraciones que tiene esa circulación a través de la angioplastia, el procedimiento consiste en mejorar la circulación coronaria”.

Por su parte, Carlos Massei, ministro de Gobierno y Seguridad de Córdoba, contó a El Destape que “Juan (Schiaretti) se hizo un chequeo de rutina, programado, y cuando le hacían el estudio le dio cuatro arterias tapadas. El doctor Lozano, que es de lo mejor que hay en el interior del país, le colocó cuatro stents en el cateterismo; salió todo muy bien. Mañana “El Gringo” está en la casa, el lunes está trabajando; el lunes a la tarde está entregando beneficios del Programa Vida Digna. Hemos construido un Robocop, tenemos Schiaretti para rato”.

Tras su viaje a España entre el 19 y el 24 de enero pasado –junto al ministro de Educación, Walter Grahovac y el jefe de legisladores del PJ, Carlos Gutiérrez participaron de los preparativos del Congreso Internacional de la Lengua Española que se realizará en Córdoba a fines de marzo-; el sábado 26 de enero Schiaretti se sometió a un chequeo en la sede Cerro de las Rosas del Sanatorio Allende. Ese día, los médicos programaron para hoy un nuevo chequeo cardiovascular, el que finalmente determinó la necesidad de realizar una angioplastia.

La angioplastia es un procedimiento endovascular que consiste en dilatar una arteria o vena estrecha u ocluida con el fin de restaurar el flujo sanguíneo hacia el corazón. Los stent son pequeños tubos con malla de metal que se expande dentro de una arteria para desbloquear dicha arteria.

Hace un año, 1 de febrero de 2018, mientras daba el discurso inagural de las sesiones ordinarias de la Legislatura de Córdoba, el gobernador Schiaretti, sufrió una descompensación que lo obligó a interrumpir sus palabras. Una súbita palidez y la falta de voz fueron la señal de que Schiaretti estaba mal. El legislador del juecista Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros, que seguía de cerca las palabras del gobernador fue uno de los primeros en darse cuenta. Rápidamente, el presidente de la Legislatura, el médico Oscar González, y el ministro Fortuna socorrieron al gobernador. Unos minutos después, Schiaretti se recuperó y retomó su discurso: “Una lipotimia no va a impedir que cumpla con mi deber constitucional”, bromeó esa vez el gobernador cordobés.

El viernes por la tarde, el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Javier Mestre publicó un tuit: “Acabo de comunicarme con la familia de @JSchiaretti para interiorizarme sobre su salud. Le deseo una pronta recuperación”. Fue el único político de la oposición que se expresó sobre la salud del mandatario provincial. Mestre es precandidato a gobernador de Córdoba por cambiemos, hasta ahora se realizarán internas el 17 de marzo, donde compiten además, los radicales Mario Negri y Dante Rossi.

Embed

Desde el PJ de la Capital, una alta fuente indicó a este medio que “fue un estudio de rutina, programado para un viernes, para el caso de que fuera necesaria una intervención quirúrgica como sucedió, que hubiera tiempo para su recuperación y no afecte la agenda de trabajo del gobernador”.

Mientras que desde el sur, la dirigente del departamento Río Cuarto, María Amelia Chiofalo explicó que “este año va a ser largo. Schiaretti es un hombre metódico; como gobernador, sabe que debe cuidar su salud, la responsabilidad al frente de la Provincia hace que se someta a chequeos de rutina para estar en perfecto estado de salud. El calendario electoral es largo, Schiaretti es un hombre de la política nacional, está en el rearmado del peronismo para volver a gobernar el país; además tenemos las elecciones provinciales a gobernador del 12 de mayo donde irá por su reelección. El 14 de abril hay elecciones comunales en unos 100 municipios; el 11 de agosto tenemos las PASO; el 27 de octubre las elecciones generales a Presidente; y el 24 de noviembre está previsto el ballotage. Por eso me parece perfecto que se haya sometido a esta serie de estudios”.

El viernes en horas de la mañana, el gobernador Juan Schiaretti había recorrido el parque del Chateau, un predio cercano al Estadio “Mario Kempes” que se edificó especialmente para el Congreso de la Lengua.

Schiaretti encabeza las encuestas para las elecciones provinciales del 12 de mayo, aunque se espera que Cambiemos pueda acortar la diferencia –las consultoras estiman hoy entre entre 5% y 12% a favor del gobernador peronista-; una vez que se haya resuelto la interna entre el intendente Mestre y el jefe del interbloque de cambiemos en Diputados, Negri. El alfonsinista Rossi no tiene chances de triunfo, pero puede colar legisladores.

Gustavo Molina, corresponsal en Córdoba