Incendio y dramática alarma en la central nuclear de Zaporiyia por bombardeo ruso

04 de marzo, 2022 | 01.29

La central nuclear de Zaporiyia, en el sudeste de Ucrania y la más grande de Europa, se encontraba hoy en llamas por bombardeos rusos y el gobierno ucraniano advirtió que “si estalla”, el impacto “será 10 veces más grande que Chernobil”, hasta ahora el mayor accidente atómico de la historia.

Autoridades ucranianas informaron poco después de conocerse el incidente que la seguridad de la planta no estaba afectada, pero al mismo tiempo advirtieron que las fuerzas rusas impedían el acceso de los bomberos al lugar durante algunas horas.

Finalmente, los bomberos pudieron ingresar a las 5.20 (las 0.20 en la Argentina), reportó el Servicio de Emergencias ucraniano.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

“Tropas de la Federación Rusa están disparando contra la planta de energía nuclear de Zaporiyia y existe una amenaza real de peligro nuclear en la planta de energía atómica más grande de Europa”, afirmó el vocero del establecimiento, Andrei Tuz, en un video publicado en Telegram en las primeras horas de hoy (todavía anoche en la Argentina).

Tuz aseguró entonces que “los bomberos no pueden llegar al lugar del fuego y extinguirlo, los proyectiles caen muy cerca y la primera unidad eléctrica de la central ya se ha visto afectada”, según las agencias de noticias AFP, ANSA y Europa Press.

El canciller de Ucrania, Dmitri Kuleba, reclamó a Rusia un alto el fuego inmediato en la zona y advirtió en Twitter que “si estalla” la central de Zaporiyia, su impactó “será 10 veces más grande que Chernobil”, la central donde en 1986 se produjo el que hasta ahora es considerado el mayor accidente atómico de la historia universal.

Kuleba pidió a Rusia “permitir que los bomberos intervengan” y “crear una zona de seguridad” alrededor de la planta.

El alcalde de Energodar -la localidad de la provincia de Zaporiyia donde está emplazada la central, a 52 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Zaporiyia-, Dmitri Orlov, confirmó poco más tarde en Facebook que “las batallas continúan en el ascenso a la planta nuclear”, que estaba “en llamas”.

“Nuestros guardianes nacionales sostienen la defensa; se sabe de víctimas, pero no hay un número exacto”, agregó Orlov.

Alrededor de una hora después de que se reportara el incidente, el jefe militar de la región de Zaporiyia, Oleksander Starukh, afirmó en Facebook que “el director de la planta dijo que la seguridad nuclear está ahora garantizada”.

Detalló que “de acuerdo con los responsables de la central, un edificio para la formación y un laboratorio se vieron afectados por el fuego”.

Paralelamente, “el regulador ucraniano dijo al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que no hay cambios registrados en los niveles de radiación en Zaporiyia”, informó la organización en su cuenta oficial en Twitter.

Sin embargo, algunas horas después, el Servicio de Emergencias de Ucrania aseguró en Facebook que “el invasor no autoriza a las unidades de socorro públicas ucranianas iniciar la extinción del incendio” y agregó que solo uno de los seis reactores de la central estaba en funcionamiento.

Por fin, más tarde anunció que “sobre las 5.20, en la planta nuclear de Zaporiyia en Energodar, las unidades del Servicio Estatal de Emergencias fueron a extinguir el fuego en el edificio de formación”.

Detalló que fueron afectadas a la operación 40 efectivos y 10 vehículos.

Mientras tanto, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, acusó a Rusia de recurrir al “terror nuclear” y de querer “repetir” el accidente de Chernobil.

“Ningún otro país, excepto Rusia, disparó jamás contra centrales nucleares, es la primera vez en la historia de la humanidad”, y “si hay una explosión, es el fin de todo, el fin de Europa”, sostuvo en un video divulgado esta madrugada por la Presidencia ucraniana.

Asimismo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden -que conversaba por teléfono con Zelenski cuando se conoció la noticia del incidente en Zaporiyia- exigió a Rusia “que cese sus actividades militares en el área y permita a bomberos y servicios de emergencia acceder al lugar”, según un comunicado de la Casa Blanca.

Por otra parte, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo que procurará “una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU en las próximas horas”, reveló una vocera del gobierno británico no identificada, según la agencia Sputnik.

Pocos días después de que comenzara la invasión a Ucrania, el 24 de febrero, Rusia reportó que había tomado el control de Chernobil y desde hace un par de días pugnaba por hacer lo propio en Zaporiyia.

El OIEA informó el martes que había perdido el contacto con las estaciones automáticas de monitoreo radiológico en Zaporiyia, que alberga a seis de los 15 reactores nucleares que tiene Ucrania.

Especialistas ucranianos trataban de determinar la causa de la pérdida de transferencia de datos de Zaporiyia a la OIEA y de restablecer el funcionamiento del sistema.

Asimismo, la OIEA condenó en una resolución la toma de centrales nucleares ucranianas por parte de las fuerzas rusas.

Horas antes de que se conociera el bombardeo a Zaporiyia, el director del OIEA, el argentino Rafael Grossi, había exhortado a Rusia a “frenar el uso de la fuerza” y advertido sobre un “grave peligro si los reactores resultan impactados”.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►